LA CAZA Y SU CONSERVACIÓN


Es labor de todos cuidar aquello que más nos gusta, la caza y sus ecosistemas son lugar de esparcimiento para muchos y lugar de trabajo para otros. Esta labor conjunta de Cazador, Agricultor y Ganadero garantiza la conservación del ecosistema y su fauna.

La sobrexplotación no conlleva sino un deterioro en el ecosistema. Quien conoce mejor que nosotros mismos el estado de nuestros campos y la densidad de caza, y ¿es necesario que la administración regule nuestra actividad puesto que se llega a la conclusión de que sino existen estas medidas peligrarían nuestros ecosistemas? ¿Tenemos que seguir dando esa imagen de cazador destructivo y poco conservacionista? 

Esta labor está en nuestras manos y en un trabajo organizado por todas las partes para que nuestro paso por los cotos sea para mejorarlos año tras año y no para que cada vez estén más deteriorados y se nos atribuya esa fachada tan poco conservacionista.


La caza y su conservación

Nuestra labor no tendría que ser otra sino la de mejorar ecosistemas y con ello las especies que en ella habitan, que las administraciones y los propietarios particulares nos busquen para que en un Parque Natural o en una finca privada desarrollemos y ejecutemos planes para la mejora del hábitat y la proliferación de las especies cinegéticas y por ende las que están en peligro de extinción. Démosle la vuelta a la tortilla y ganémonos nuestra reputación.

Caza deportiva

La caza dejó de ser una profesión hace varias décadas en países como España.  Esta se convierte en una labor vital en países subdesarrollados. Y curiosamente en estos países con un nivel cultural muy por debajo del nuestro consiguen mantener los niveles de población de especies más que suficientes como para sobrevivir.  Son conscientes de la importancia de la conservación y de no abusar de sus recursos.  Hay que mencionar la labor ejemplar de determinadas sociedades  de cazadores por la conservación de sus espacios cinegéticos, pero desafortunadamente esto no siempre es así.


La caza y su conservación

La Caza Deportiva surge con la intención, a mi juicio, de hacer de esta afición una disciplina con un enfoque más sano y conservacionista y con ello más acorde a los tiempos en que vivimos.


La caza y su conservación

A los amantes del perro de caza y en mi caso del Epagneul Bretón no podemos entender una jornada de caza sin la compañía de este. A veces creo que la razón de ir a cazar está en el perro, en comprobar in situ los avances logrados por el bretón durante el trabajo en pretemporada para culminarlo con el trabajo de caza real y darle el gusto de que pueda  morder caza o simplemente por disfrutar del trabajo de un joven Bretón en sus primeras experiencias o del veterano que sigue deleitándonos un año más con sus grandes cualidades.