AKIRA DE L'COSSTA

Akira es probablemente una de las razones por las que hoy escribo estas líneas, por la que dimos el paso a crear el afijo y esta página sobre el Epagneul Bretón. Hoy por hoy es una de las mejores bretonas que hemos tenido, tiene una morfología muy típica y lo mejor de ella su instinto de caza. Su movimiento es serpenteante con un porte de cabeza muy expresivo y siempre orientado a la búsqueda.
Lo cierto es que tiene a quién salirle, puesto que es descendiente directa de Aro del Pellegrinotti. Los entendidos en la materia sabrán que Aro fue uno de los bretones que mas a destacado, de la mano de Manuel Blanco, en el ámbito Nacional e Internacional.
Su madre, una impresionante hembra de Keranlouan, Valencia, que ha transmitido muy bien  en las tres ocasiones en las que ha cubierto con Aro.
En definitiva Akira es la perra que todo buen cazador desearía tener.

VER PEDIGREE


DIANA DE FUENMAYOR

Se trata de una hembra con una precocidad hacia la caza francamente sorprendente, parece como si la caza fuera parte de ella, como si se le hubiera descargado un programa sobre como debe de realizar las funciones venatorias.
Es una perra con un temperamento envidiable, muy equilibrada y con una morfología muy estructurada.
Procede de dos grandes campeones, hija del Gran Tuno de los Cuellaranos y Nieta de Aro del Pellegrinotti. Es una perrita fruto de este fantástico cruce que ha dado  una camada muy homogénea tanto en morfología como en comportamientos cinegéticos.

VER PEDIGREE

 


 


EVIA DE FUENMAYOR

Se trata del fruto de nuestra segunda camada con Tuno de los Cuellaranos y Akira (hija de Aro del Pellegrinotti), al igual que sus hermanos de distinta camada  podemos definirla como un ejemplar muy precoz, con un contacto con la caza espectacular, nariz finísima y un porte de cabeza tremendo. Es una perra con un temperamento envidiable, muy equilibrada y con una morfología muy estructurada.
Este fantástico cruce nos está aportando verdaderas diamantes cinegéticos que tan solo hay que pulir un poco para deleitarnos con lances de libro.
Los comportamientos de estos progenitores son extremadamente similares, la genética está de nuestra parte para ofrecernos canes con las actitudes venatorias que todos sonamos.

VER PEDIGREE