CUIDADOS DEL CACHORRO


Alimentar a tu cachorro

Tu cachorro quemará una cantidad asombrosa de energía durante los primeros meses de vida, por lo que es importante asegurarse de que recibe la alimentación más equilibrada. Piensa que tu perro crecerá tanto en su primer ano como un nino en sus primeros 14 anos. Cada raza tiene una velocidad de crecimiento, por lo que la nutrición que elijas debe ajustarse a la especie y el tamano del mismo. Elegir la mejor alimentación es la clave que le permitirá llevar una vida larga y saludable, por lo que sería una buena idea comentar la dieta con tu veterinario, el criador o en tu tienda de animales.


Cachorros

Es muy importante suministrarles un pienso completo de calidad para cachorros hasta los 8 meses, este se les puede dar racionado en 2 ó 3 tomas diarias y siempre con abundante agua. La dieta y el ejercicio son vitales para el bienestar de tu cachorro. Al ser muy juguetones y enérgicos, debes asegurarte de que realizan el ejercicio adecuado.

Dieta y Ejercicio

Dentición y masticación

Para ayudar a que salgan todos los dientes y deje de morder los muebles, tu cachorro necesitará algún objeto indestructible como puede ser un hueso de goma o una pelota para masticar. Asegúrate de que estos productos tienen el tamano adecuado para que no los pueda tragar. Evita los huesos de verdad, ya que pueden astillarse y asfixiarle. Juega con tu perro y su mordedor: dáselo en cuanto comience a morder un objeto 'prohibido' diciéndole firmemente 'No'.

Acuérdate de felicitarle cuando mastique su propio juguete. Para controlar el sarro y la placa dental, es aconsejable nutrirlo con un alimento seco, ya que le ayudará a aflojar los dientes de leche y acelerar así el proceso de dentición. Si la boca de tu cachorro es muy sensible, ablanda la comida sumergiéndola primero en agua. Es importante que este alimento seco sea completo y equilibrado, que no necesite suplementos extra y que no lleve ningún potenciador del sabor.
 

Cómo detectar enfermedades

A menudo, puedes pensar que tu cachorro no se siente bien y una rápida visita al veterinario te ayudará a confirmar que algo no marcha correctamente. Deberás buscar los signos siguientes de una posible enfermedad:

  • Pérdida de apetito y rechazo del agua.
  • Pérdida o aumento de peso súbitos; merma de peso gradual prolongada.
  • Lentitud o rechazo a jugar o hacer ejercicio.
  • Micciones demasiado frecuentes o escasa.
  • Heces con sangre o blandas, sin forma; diarrea.
  • Vómitos persistentes.
  • Salivación excesiva o respiración irregular.
  • Pelo sin brillo.

Acostumbra al perro a ser tratado y hazle tú mismo los controles periódicos. Comprueba sus ojos, orejas, boca, patas, uñas, piel y pelaje. No dudes en consultar a tu veterinario si observas algo fuera de lo normal.
Es recomendable desparasitarlos hasta los 3 meses cada 15 días y a partir de esta edad cada 2 meses hasta que tienen 1 año.
Hay que respetar los períodos de vacunación que nos aconseje el veterinario y procurar tenerlos en un lugar limpio y seco, sobretodo en invierno.