El Epagneul Bretón en la Caza


Disponer de un gran ejemplar para la caza, un buen Epagneul Bretón, no es tarea fácil a juzgar por el poco tiempo que disponemos para trabajar con él en el campo y debido a la escasez de piezas de caza y a la limitación de los períodos hábiles.  



Imagen - Gaby de Fuenmayor

No obstante y gracias a un trabajo de calidad en la cría y selección tenemos cada vez más ejemplares que van mejor a la caza y con un instinto natural cada vez más desarrollado.

¿Qué buscamos en un perro de caza?

Creo que no es muy arriesgado si digo que lo que prima por encima de todo es que el perro sea efectivo, que localice caza y no se la deje atrás, la bloquee y una vez abatida la cobre. Y que si es posible esto lo haga con estilo, que sea bonito y que sea fácilmente adiestrable.

Polivalencia
Al tratarse de una de las razas denominadas polivalentes definimos a un perro que puede llegar a cazar gran variedad de piezas y que es capaz de llevar esta tarea en cualquier tipo de terreno. El Bretón puede considerarse como un "todoterreno", adaptable a todo tipo de campo y caza. En nuestras manos está potenciar esta polivalencia, el epagneul  es una auténtica esponja dispuesto hacer todo lo que le propongamos.



Imagen - Junco de Fuenmayor


Nuestra labor como criadores

Es nuestra labor como criadores aportar ejemplares que cumplan todos estos requisitos; instintos naturales, polivalencia y sobre todo intentar que estos instintos, este chip de perro que va a la caza mejore en cada cruce.
Queremos ir más allá de las actitudes del epagneul para lograr una línea de bretones con un grandísimo potencial y estilo sobresalientes. Mejorar una raza supone un trabajo sin límites y eso es lo bonito de esta afición, cada ano las camadas nos sorprenden con actitudes y cualidades más sobresalientes y eso es lo que nos mantiene fuertes para conseguir lo que muchos opinan es un objetivo inalcanzable: el perro 10.